Modifica el d.l. n 2.763, de 1979, con la finalidad de establecer una nueva concepcion de la autoridad sanitaria, distintas modalidades de gestion y fortalecer la participacion ciudadana
Artículo 6.



Modifica el d.l. n 2.763, de 1979, con la finalidad de establecer una nueva concepcion de la autoridad sanitaria, distintas modalidades de gestion y fortalecer la participacion ciudadana Artículo 6 Chile



Créase la Superintendencia de Salud y fíjase como su ley orgánica la siguiente:

Título I
Normas Generales

Párrafo 1°
De la naturaleza y objeto

Artículo 1º.- Créase la Superintendencia de Salud,
en adelante "la Superintendencia", organismo
funcionalmente descentralizado, dotado de personalidad
jurídica y patrimonio propios, que se regirá por esta
ley y su reglamento, y se relacionará con el Presidente
de la República a través del Ministerio de Salud.
Su domicilio será la ciudad de Santiago, sin
perjuicio de las oficinas regionales que establezca el
Superintendente en otras ciudades del país.
La Superintendencia estará afecta al Sistema de Alta
Dirección Pública establecido en la ley N°19.882.


Artículo 2º.- Corresponderá a la Superintendencia supervigilar y controlar a las instituciones de salud previsional, en los términos que señale esta ley, la ley N° 18.933 y las demás disposiciones legales que sean aplicables, y velar por el cumplimiento de las obligaciones que les imponga la ley como Régimen de Garantías en Salud, los contratos de salud, las leyes y los reglamentos que las rigen.
Asimismo, la Superintendencia de Salud supervigilará y controlará al Fondo Nacional de Salud en todas aquellas materias que digan estricta relación con los derechos que tienen los beneficiarios de la ley N° 18.469 en las modalidades de atención institucional, de libre elección, y lo que la ley establezca como Régimen de Garantías en Salud.
Igualmente, concernirá a la Superintendencia la fiscalización de todos los prestadores de salud públicos y privados, sean éstos personas naturales o jurídicas, respecto de su acreditación y certificación, así como la mantención del cumplimiento de los estándares establecidos en la acreditación.


Párrafo 2°
De la organización y estructura


Artículo 3º.- La Superintendencia se estructurará
orgánica y funcionalmente en la Intendencia de Fondos y
Seguros Previsionales de Salud y la Intendencia de
Prestadores de Salud.
Los funcionarios que ejerzan los cargos de
Intendentes corresponden al segundo nivel jerárquico de
la Superintendencia, para los efectos del ARTÍCULO
TRIGÉSIMO SÉPTIMO de la ley N°19.882.


Artículo 4º.- Un funcionario nombrado por el Presidente de la República en conformidad a lo establecido en la ley Nº 19.882, con el título de Superintendente de Salud, será el Jefe Superior de la Superintendencia, y tendrá la representación judicial y extrajudicial de la misma.
Corresponderá al Superintendente, especialmente:
1.- Planificar, organizar, dirigir, coordinar y controlar el funcionamiento de la Superintendencia y ejercer, respecto de su personal, las atribuciones propias de su calidad de Jefe Superior de Servicio;
2.- Establecer oficinas regionales o provinciales cuando las necesidades del Servicio así lo exijan y existan las disponibilidades presupuestarias;
3.- Celebrar las convenciones y ejecutar los actos necesarios para el cumplimiento de los fines de la Superintendencia;
4.- Delegar atribuciones o facultades específicas en funcionarios de la Superintendencia;
5.- Encomendar a las distintas unidades de la Superintendencia las funciones que estime necesarias;
6.- Encomendar las labores operativas de inspección o verificación del cumplimiento de las normas de su competencia, a terceros idóneos debidamente certificados conforme al reglamento respectivo;
7.- Conocer y fallar los recursos que la ley establece;
8.- Rendir cuenta anualmente de su gestión, a través de la publicación de una memoria y balance institucional, con el objeto de permitir a las personas efectuar una evaluación continua y permanente de los avances y resultados alcanzados por ésta, y
9.- Las demás que establezcan las leyes y reglamentos.
Sin perjuicio de la facultad del Ministerio de Salud para dictar las normas sobre acreditación y certificación de los prestadores de salud y de calidad de las atenciones de salud, el Superintendente podrá someter a la consideración de dicho ministerio las que estime convenientes.


TÍTULO II
De la Intendencia de Fondos y Seguros
Previsionales de Salud


Párrafo 1°
De la supervigilancia y control de las instituciones
de salud previsional y del Fondo Nacional de Salud


Artículo 5º.- La supervigilancia y control de las
instituciones de salud previsional que le corresponde a
la Superintendencia, la ejercerá a través de la
Intendencia de Fondos y Seguros Previsionales de Salud,
en los términos que señala esta ley, la ley N° 18.933 y
demás disposiciones que le sean aplicables.
La Superintendencia ejercerá la supervigilancia y
el control del Fondo Nacional de Salud a través de la
Intendencia de Fondos y Seguros Previsionales de Salud.
En relación con la modalidad de libre elección,
corresponderá a dicho Intendente velar porque las
contribuciones que deban hacer los afiliados para
financiar el valor de las prestaciones se ajusten a la
ley, al reglamento y demás normas e instrucciones, y por
el correcto otorgamiento de los préstamos de salud,
teniendo para ello las facultades que establecen los
Párrafos 2° y 3° de este Título


Párrafo 2°
De la supervigilancia y control del Régimen
de Garantías en Salud


Artículo 6°.- Le corresponderán a la
Superintendencia las siguientes funciones y
atribuciones, las que ejercerá a través de la
Intendencia de Fondos y Seguros Previsionales de Salud,
respecto de la supervigilancia y control del Régimen de
Garantías en Salud:
1.- Interpretar administrativamente las leyes,
reglamentos y demás normas que rigen el otorgamiento del
Régimen, impartir instrucciones de general aplicación y
dictar órdenes para su aplicación y cumplimiento;
2.- Fiscalizar los aspectos jurídicos y
financieros, para el debido cumplimiento de las
obligaciones que establece el Régimen;
3.- Velar por el cumplimiento de las leyes y
reglamentos que los rigen y de las instrucciones que la
Superintendencia emita, sin perjuicio de las facultades
que pudieren corresponder a otros organismos
fiscalizadores;
4.- Dictar las instrucciones de carácter general
que permitan la mayor claridad en las estipulaciones de
los contratos de salud y los convenios que se suscriban
entre los prestadores y las instituciones de salud
previsional y el Fondo Nacional de Salud, con el objeto
de facilitar su correcta interpretación y fiscalizar su
cumplimiento, correspondiéndole especialmente velar por
que éstos se ajusten a las obligaciones que establece el
Régimen;
5.- Difundir periódicamente información que permita
a los cotizantes y beneficiarios de las instituciones de
salud previsional y del Fondo Nacional de Salud una
mejor comprensión de los beneficios y obligaciones que
impone el referido Régimen de Garantías e informar
periódicamente sobre las normas e instrucciones dictadas
e interpretaciones formuladas por la Superintendencia,
en relación con los beneficios y obligaciones de los
cotizantes y beneficiarios de las instituciones de salud
previsional y del Fondo Nacional de Salud, respecto del
Régimen de Garantías en Salud;
6.- Requerir de los prestadores, sean públicos o
privados, las fichas clínicas u otros antecedentes
médicos que sean necesarios para resolver los reclamos
de carácter médico presentados ante la Superintendencia
por los afiliados o beneficiarios de las instituciones
fiscalizadas. La Superintendencia deberá adoptar las
medidas que sean necesarias para mantener la
confidencialidad de la ficha clínica;
7.- Requerir de los prestadores, tanto públicos
como privados, la información que acredite el
cumplimiento del Régimen sobre acceso, oportunidad y
calidad de las prestaciones y beneficios de salud que se
otorguen a los beneficiarios, sin perjuicio de las
facultades que pudieren corresponder a otros organismos;
8.- Recibir, derivar o absolver, en su caso, las
consultas y, en general, las presentaciones que formulen
los cotizantes y beneficiarios de las instituciones de
salud previsional y del Fondo Nacional de Salud;
9.- Dictar resoluciones de carácter obligatorio que
permitan suspender transitoriamente los efectos de actos
que afecten los beneficios a que tienen derecho los
cotizantes y beneficiarios, en relación con el Régimen
de Garantías en Salud y los contratos de salud;
10.- Requerir de los organismos del Estado los
informes que estime necesarios para el cumplimiento de
sus funciones;
11.- Imponer las sanciones que correspondan de
conformidad a la ley, y
12.- Las demás que contemplen las leyes.


Artículo 7º.- El Fondo Nacional de Salud y las instituciones de salud previsional devolverán lo pagado en exceso por el beneficiario en el otorgamiento de las prestaciones, según lo determine la Superintendencia mediante resolución, conforme a lo dispuesto en el Régimen de Garantías en Salud.
Dichas resoluciones y las sanciones de pago de multa constituirán título ejecutivo para todos los efectos legales, una vez que se hayan resuelto los recursos a que se refieren los artículos siguientes o haya transcurrido el plazo para interponerlos.


Párrafo 3
De las controversias entre los beneficiarios y los
seguros previsionales de salud


Artículo 8º.- La Superintendencia, a través del
Intendente de Fondos y Seguros Previsionales de Salud,
quien actuará en calidad de árbitro arbitrador,
resolverá las controversias que surjan entre las
instituciones de salud previsional o el Fondo Nacional
de Salud y sus cotizantes o beneficiarios, siempre que
queden dentro de la esfera de supervigilancia y control
que le compete a la Superintendencia, y sin perjuicio de
que el afiliado pueda optar por recurrir a la instancia
a la que se refiere el artículo 11 o a la justicia
ordinaria. El Intendente no tendrá derecho a
remuneración por el desempeño de esta función y las
partes podrán actuar por sí o por mandatario.
La Superintendencia, a través de normas de general
aplicación, regulará el procedimiento que deberá
observarse en la tramitación de las controversias,
debiendo velar porque se respete la igualdad de
condiciones entre los involucrados, la facultad del
reclamante de retirarse del procedimiento en cualquier
momento y la imparcialidad en relación con los
participantes. En el procedimiento se establecerá, a lo
menos, que el árbitro oirá a los interesados, recibirá y
agregará los instrumentos que se le presenten,
practicará las diligencias que estime necesarias para el
conocimiento de los hechos y dará su fallo en el sentido
que la prudencia y la equidad le dicten.
El Intendente de Fondos y Seguros Previsionales de
Salud, una vez que haya tomado conocimiento del reclamo,
por sí o por un funcionario que designe, podrá citar al
afectado y a un representante del Fondo Nacional de
Salud o de las instituciones de salud previsional a una
audiencia de conciliación, en la cual, ayudará a las
partes a buscar una solución a su conflicto obrando como
amigable componedor. Las opiniones que emita no lo
inhabilitarán para seguir conociendo de la causa.


Artículo 9º.- En contra de lo resuelto por el Intendente de Fondos y Seguros Previsionales de Salud en su calidad de árbitro arbitrador, podrá deducirse recurso de reposición ante la misma autoridad, el que deberá interponerse dentro del plazo fatal de 10 días hábiles, contados desde la fecha de la notificación de la sentencia arbitral.
El referido Intendente deberá dar traslado del recurso a la otra parte, por el término de cinco días hábiles.
Evacuado el traslado o transcurrido el plazo para hacerlo, el Intendente de Fondos y Seguros Previsionales de Salud deberá pronunciarse obre el recurso, en el plazo de 30 días hábiles.


Artículo 10.- Resuelto por el Intendente de Fondos y Seguros Previsionales de Salud el recurso de reposición, el afectado podrá apelar ante el Superintendente, dentro de los 10 días hábiles siguientes a su notificación, para que se pronuncie en calidad de árbitro arbitrador.
El Superintendente deberá dar traslado del recurso a la otra parte, por el término de cinco días hábiles.
Evacuado el traslado o transcurrido el plazo para hacerlo, el Superintendente deberá pronunciarse sobre el recurso, en el plazo de 30 días hábiles.
Con todo, el Superintendente podrá declarar inadmisible la apelación, si ésta se limita a reiterar los argumentos esgrimidos en la reposición de que trata el artículo anterior.


Artículo 11.- Sin perjuicio de la facultad del Intendente de Fondos y Seguros Previsionales de Salud para resolver las controversias que se susciten, en los términos de esta ley, las partes podrán convenir que dicha dificultad sea sometida, previamente, a mediación.
Para el efecto anterior, la Superintendencia deberá llevar un registro especial de mediadores a los que las partes podrán acudir.
Corresponderá a la Superintendencia fijar, mediante normas de general aplicación, los requisitos que deberán cumplir los mediadores a que se refiere este precepto, así como las normas generales de procedimiento a las que deberán sujetarse y las sanciones que podrá aplicar por su inobservancia. Dichas sanciones serán amonestación, multa de hasta 1.000 unidades de fomento, suspensión hasta por 180 días o cancelación del registro.
Cada parte asumirá el costo de la mediación.


TÍTULO III
De la Intendencia de Prestadores de Salud


Artículo 12.- Le corresponderán a la
Superintendencia, para la fiscalización de todos los
prestadores de salud, públicos y privados, las
siguientes funciones y atribuciones, las que ejercerá a
través de la Intendencia de Prestadores de Salud:
1. Ejercer, de acuerdo a las normas que para tales
efectos determinen el reglamento y el Ministerio de
Salud, las funciones relacionadas con la acreditación de
prestadores institucionales de salud.
2. Autorizar a las personas jurídicas que acrediten
a los prestadores de salud, en conformidad con el
reglamento, y designar aleatoriamente la entidad que
desarrollará el proceso.
3. Fiscalizar el debido cumplimiento por parte de
la entidad acreditadora de los procesos y estándares de
acreditación de los prestadores institucionales de
salud.
4. Fiscalizar a los prestadores institucionales
acreditados en la mantención del cumplimiento de los
estándares de acreditación.
5. Mantener un registro nacional y regional
actualizado de los prestadores institucionales
acreditados y de las entidades acreditadoras, conforme
el reglamento correspondiente.
6. Mantener registros nacionales y regionales
actualizados de los prestadores individuales de salud,
de sus especialidades y subespecialidades, si las
tuvieran, y de las entidades certificadoras, todo ello
conforme al reglamento correspondiente.
7. Efectuar estudios, índices y estadísticas
relacionadas con las acreditaciones efectuadas a los
prestadores institucionales y las certificaciones de los
prestadores individuales. Asimismo, informar sobre las
sanciones que aplique y los procesos de acreditación o
reacreditación que se encuentren en curso.
8. Requerir de los organismos acreditadores y
certificadores y de los prestadores de salud,
institucionales e individuales, toda la información que
sea necesaria para el cumplimiento de su función.
9. Requerir de las entidades y organismos que
conforman la Administración del Estado, la información y
colaboración que sea pertinente para el mejor desarrollo
de las funciones y atribuciones que esta ley le asigna.
10. Conocer los reclamos que presenten los
beneficiarios de las leyes Nº 18.469 y Nº 18.933,
respecto de la acreditación y certificación de los
prestadores de salud, tanto públicos como privados.
La Intendencia de Prestadores de Salud no será
competente para pronunciarse sobre el manejo clínico
individual de casos.
11. Imponer las sanciones que corresponda, en
conformidad a la ley, y
12. Realizar las demás funciones que la ley y los
reglamentos le asignen.
Los instrumentos regulatorios utilizados en la
labor de fiscalización, por parte de la
Superintendencia, serán iguales para los
establecimientos públicos y privados, de acuerdo a la
normativa vigente.


Artículo 13.- El Intendente de Prestadores de Salud, previa instrucción del procedimiento sumarial que regule el reglamento y asegurando la defensa de los intereses de las partes involucradas, podrá solicitar una nueva evaluación de un prestador institucional si verificare que éste no ha mantenido el cumplimiento de los estándares de acreditación, pudiendo convenir previamente un Plan de ajuste y corrección.
El Intendente podrá hacer observaciones al director del establecimiento sobre faltas graves en el cumplimiento de las tareas esenciales del organismo, informando al respecto al director del servicio de salud y al Subsecretario de Redes.
Asimismo, en casos graves el Superintendente deberá hacer presente al secretario regional ministerial, en su calidad de autoridad sanitaria regional, de la necesidad de que aplique las medidas de clausura o cancelación de la autorización sanitaria para funcionar.


Artículo 14.- Tratándose de infracciones cometidas por las entidades acreditadoras, el Intendente de Prestadores de Salud podrá aplicar a la entidad las siguientes sanciones, de acuerdo a la gravedad de la falta o su reiteración:
1.- Amonestación;
2.- Multa de hasta 1.000 unidades de fomento. En el caso de tratarse de infracciones reiteradas de una misma naturaleza, dentro de un período de doce meses, podrá aplicarse una multa de hasta cuatro veces el monto máximo antes expresado;
3.- Cancelación de la inscripción en el registro de entidades acreditadoras, y
4.- Las demás que autoricen las leyes y reglamentos.
La multa que se determine será compatible con cualquiera otra sanción.


Artículo 15.- Sin perjuicio de las atribuciones de los ministerios de Salud y Educación establecidas en el numeral 13 del artículo 4° del decreto ley N° 2.763, de 1979, la Superintendencia podrá proponer fundadamente al Ministerio de Salud la incorporación o la revocación del reconocimiento otorgado a una entidad certificadora de especialidades.


TÍTULO IV
De las normas comunes a ambas intendencias


Artículo 16.- En caso de incumplimiento del Régimen
de Garantías en Salud por causa imputable a un
funcionario, la Superintendencia deberá requerir al
Director del Fondo Nacional de Salud para que instruya
el correspondiente sumario administrativo, sin perjuicio
de las obligaciones que sobre esta materia poseen dicho
director y la Contraloría General de la República.
Asimismo, podrá requerir del Ministro de Salud que
ordene la instrucción de sumarios administrativos en
contra del Director del Fondo Nacional de Salud, el
Director del Servicio de Salud o el Director del
Establecimiento Público de Salud respectivo, cuando
éstos no dieren cumplimiento a las instrucciones o
dictámenes emitidos por la Superintendencia en uso de
sus atribuciones legales. Tratándose de establecimientos
de salud privados, se aplicará una multa de hasta 500
unidades de fomento, la que podrá elevarse hasta 1.000
unidades de fomento si hubiera reiteración dentro del
plazo de un año. En este último caso, la
Superintendencia deberá publicar dicha sanción.


Artículo 17.- Para el cumplimiento de las funciones y atribuciones que establece esta ley y las demás que le encomienden las leyes y reglamentos, la Superintendencia podrá, a través de la respectiva Intendencia, inspeccionar todas las operaciones, bienes, libros, cuentas, archivos y documentos de las instituciones, que obren en poder de los organismos o establecimientos fiscalizados, y requerir de ellos o de sus administradores, asesores, auditores o personal, los antecedentes y explicaciones que juzgue necesarios para su información. Igualmente, podrá solicitar la entrega de cualquier documento o libro o antecedente que sea necesario para fines de fiscalización, sin alterar el desenvolvimiento normal de las actividades del afectado. Salvo las excepciones autorizadas por la Superintendencia, todos los libros, archivos y documentos de las entidades fiscalizadas deberán estar permanentemente disponibles para su examen en su domicilio o en la sede principal de su actividad.
Además, podrá citar a declarar a los jefes superiores, representantes, administradores, directores, asesores, auditores y dependientes de las entidades o personas fiscalizadas cuyo conocimiento estime necesario para el cumplimiento de sus funciones. No estarán obligadas a concurrir a declarar las personas indicadas en el artículo 361 del Código de Procedimiento Civil, a las cuales la Superintendencia deberá pedir declaración por escrito.
Finalmente, podrá pedir a las instituciones de salud previsional la ejecución y la presentación de balances y estados financieros en las fechas que estime convenientes.


Artículo 18.- Los afiliados y beneficiarios de las leyes N° 18.469 y N° 18.933 sólo podrán deducir reclamos administrativos ante la Intendencia respectiva en contra del Fondo Nacional de Salud, de las instituciones de salud previsional o los prestadores de salud, una vez que dichos reclamos hayan sido conocidos y resueltos por la entidad que corresponda, fundadamente y por escrito o por medios electrónicos, a menos que su naturaleza exija o permita otra forma más adecuada de expresión y constancia. Si la Intendencia de que se trate recibe un reclamo sin que se haya dado cumplimiento a lo señalado precedentemente, ésta procederá a enviar el reclamo a quien corresponda.
La Superintendencia fijará, a través de normas de general aplicación, el procedimiento que se seguirá en los casos señalados en el inciso anterior.


Artículo 19.- La Superintendencia, para la aplicación de las sanciones que procedan, deberá sujetarse a las siguientes reglas:
1.- El procedimiento podrá iniciarse de oficio o a petición de parte.
2.- Deberá solicitarse un informe al afectado, el que dispondrá de diez días hábiles para formular sus descargos contados desde su notificación.
3.- Transcurrido dicho plazo, con los descargos o sin ellos, el Intendente respectivo dictará una resolución fundada resolviendo la materia.
4.- En contra de lo resuelto por el Intendente respectivo, procederán los recursos contemplados en la ley.


Artículo 20.- Las notificaciones que efectúe la Superintendencia se efectuarán conforme las normas establecidas en la ley N° 19.880, sobre bases de los procedimientos administrativos.
Asimismo, en los procedimientos arbitrales o administrativos y en la dictación de instrucciones generales o específicas, se podrá considerar la utilización de medios electrónicos, caso en el cual se sujetarán a las normas de las leyes N° 19.799 y N° 19.880, en lo que corresponda.


TÍTULO V
Disposiciones Finales


Artículo 21.- La Superintendencia tendrá, para
todos los efectos legales, el carácter de institución
fiscalizadora, en los términos del Título I del decreto
ley N° 3.551, de 1981.
En materia de remuneraciones, le serán aplicables a
la Superintendencia los artículos 17 de la ley N°18.091
y 5° de la ley N°19.528. Para este efecto, el
Superintendente deberá informar anualmente al Ministro
de Hacienda.


Artículo 22.- El personal de la Superintendencia se regirá por el Estatuto Administrativo y, en especial, el que cumpla funciones fiscalizadoras quedará afecto al artículo 156 de dicho texto legal.
El personal a contrata de la Superintendencia podrá desempeñar funciones de carácter directivo o de jefatura, las que serán asignadas, en cada caso, por el Superintendente. El personal que se asigne a tales funciones no podrá exceder del 5% del personal a contrata de la institución.


Artículo 23.- La Superintendencia de Salud será considerada, para todos los efectos legales, continuadora legal de la Superintendencia de Instituciones de Salud Previsional a que se refiere la ley N° 18.933, con todos sus derechos, obligaciones, funciones y atribuciones que sean compatibles con esta ley. Las referencias que las leyes, reglamentos y demás normas jurídicas hagan a la Superintendencia de Instituciones de Salud Previsional se entenderán efectuadas a la Superintendencia de Salud.


Artículo 24.- El patrimonio de la Superintendencia estará formado por:
1.- El aporte que se contemple anualmente en la Ley de Presupuestos;
2.- Los recursos otorgados por leyes especiales;
3.- Los bienes muebles e inmuebles, corporales e incorporales que se le transfieran o adquieran a cualquier título.
Los bienes muebles e inmuebles de propiedad de la Superintendencia de Instituciones de Salud Previsional se entenderán transferidos en dominio a la Superintendencia de Salud por el solo ministerio de la ley. Con el objeto de practicar las inscripciones y anotaciones que procedieren en los respectivos registros, el Superintendente dictará una resolución en la que se individualizarán los bienes que en virtud de esta disposición se transfieren; en el caso de los bienes inmuebles, la resolución se reducirá a escritura pública y el traspaso se perfeccionará mediante la correspondiente inscripción de la resolución en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces correspondiente.
4.- Los frutos de sus bienes;
5.- Las donaciones que se le hagan y las herencias y legados que acepte, lo que deberá hacer con beneficio de inventario. Dichas donaciones y asignaciones hereditarias estarán exentas de toda clase de impuestos y de todo gravamen o pago que les afecten. Las donaciones no requerirán del trámite de insinuación;
6.- Los ingresos que perciba por los servicios que preste, y
7.- Los aportes de la cooperación internacional que reciba a cualquier título.
Las multas que aplique la Superintendencia serán a beneficio fiscal.


Artículo 25.- Deróganse, a contar de la fecha de creación de la Superintendencia de Salud, las siguientes normas legales: el artículo 1°, el numeral 5 del artículo 3° y los artículos 8°, 9°, 10, 15, 15 bis y 16 de la ley N° 18.933.".


Chile Art. 6 Modifica el d.l. n 2.763, de 1979, con la finalidad de establecer una nueva concepcion de la autoridad sanitaria, distintas modalidades de gestion y fortalecer la participacion ciudadana

Artículo 1 ...4 5 6 7 8 ...vigesimotercero 

Ver el artículo
Descargar gratis Modifica el d.l. n 2.763, de 1979, con la finalidad de establecer una nueva concepcion de la autoridad sanitaria, distintas modalidades de gestion y fortalecer la participacion ciudadana